Síguenos en Instagram @NacionTalento

Síguenos en Instagram @NacionTalento
Síguenos en @NacionTalento

La Bicicleta: ¿un canto a lo colombiano?

Vayamos por partes.

El rodaje del nuevo single de Carlos Vives y Shakira, La Bicicleta, puede llegar a ser una de las noticias del año. Y no lo digo por la importancia real que pueda tener el mismo en nuestro panorama nacional. Que yo sepa, la vida en el país no le cambió a nadie con la grabación del vídeo, y sin embargo la noticia tuvo uno de los mayores cubrimientos por parte de los medios en lo que va del 2016.

Es que ni con el proceso de paz se ha hecho un seguimiento día a día —y en algunos casos casi hora a hora— de lo que iba sucediendo. Esa sobreexposición fue, sin lugar a dudas, parte de una estrategia publicitaria que se valió de medios 'serios' para asegurarse del éxito de La Bicicleta.

Pero listo, cualquier periodista que entienda del mercado de información actual vendrá a decir que se trataba de, nada más y nada menos, que de CARLITOS VIVES y de nuestra SHAKI, ¡¡y además juntos!! Esa es la información que vende, diría, y razón no le falta. Las mismas estadísticas de 'lo más leído' en la mayoría de medios digitales indicaba que entre las noticias 'top' estaban aquellas relacionadas con la grabación del vídeo. Tal vez la reflexión debería ser, más bien, para nosotros los consumidores de información...

Pero bueno, vamos al punto.

Con tanto bombo que le dieron los medios a la unión de dos de los artistas más importantes y reconocidos de nuestro país, un ingenuo cualquiera —dentro de los cuales me incluyo— podría haberse imaginado a La Bicicleta como una explosión de gaitas, acordeones, tambores y demás sonidos típicos de nuestro país, armonizando las voces de dos de los más grandes exponentes de la música colombiana en el mundo. De hecho, no hay que ir muy lejos para encontrar un precedente de una producción parecida a la descrita: el mismo Carlos Vives lanzó hace un par de años una reedición de su famosa canción La Tierra del Olvido, en la que colaboraron un buen número de reconocidos artistas colombianos. Esa producción, hay que decirlo, fue una real oda a Colombia y a todos los que tuvimos el orgullo de nacer en ella.

Pues bien, resulta que el ritmo predominante en La Bicicleta no es el vallenato, género que Carlos Vives ha llevado a los más grandes escenarios del mundo. Tampoco es el pop anglosajón, adosado con un par de sonidos latinos de vez en cuando, que ha convertido a Shakira en una de las artistas más exitosas a nivel mundial. El ritmo predominante es el REGGAETON!

Con el riesgo de que ser tildados de puristas, e incluso de mamertos ¿De cuándo a acá el reggaeton es un ritmo propio colombiano? Es cierto que en la actualidad muchos de los máximos exponentes de este género son colombianos —véase J Balvin, Maluma y demás—, pero pasar a decir que el ritmo del reggaeton es propio y endémico de nuestro país ya es otra cosa. 

Y ojo, que este reggaeton está concebido desde una estética completamente diferente: su letra es completamente diferente a las que solemos padecer en la mayoría de canciones de este género; además, está acompañado de sonidos de acordeón que sí le dan su mezcla 'vallenatesca'. 

Pero no nos engañemos. A la hora de la verdad, La Bicicleta es un reggaeton 'soft' con arreglos de acordeón que le dan su toque colombiano. A eso quedó reducida la tan esperada, y anunciada, fusión de dos artistas colombianos de talla mundial. 



Para el que aún no lo haya oído... juzgue usted mismo.


Share on Google Plus

About Nacion Talento